Seguridad de las estufas de pellet. Características

Seguridad de las estufas de pellet

Cuando nos planteamos instalar un sistema de calefacción, una de las cuestiones que debemos estudiar es la seguridad. Todos escuchamos cada año en las noticias, múltiples accidentes debidos a las calefacciones utilizadas.

Braseros que se dejan encendidos,  chimeneas de leña o sistemas que lleven gas butano, son sistemas con los que hay que tener un cuidado extremo, tanto porque se pueda provocar un incendio como por la emisión de gases si no ventilamos correctamente.

Si hemos decidido instalar una estufa de pellet, como con cualquier sistema debemos plantearnos los riesgos que podemos tener frente  a otros sistemas.

Características de seguridad de las estufas de pellet

El riesgo de que la biomasa llegue a explotar es prácticamente imposible. Esto es una ventaja frente a otros combustibles que tienen mucho más riesgo.

Los residuos que genera la combustión del pellet no pesan apenas así que no dan problemas en ese sentido.

Si el ventilador de la estufa dejara de funcionar correctamete o se estuviera quemando más pellet del adecuado, la estufa se apagaría automáticamente.

Está constantemente circulando un chorro de aire de la estufa. Por esto no hay riesgo de inhalar monóxido de carbono. Esto es uno de los riesgos más comunes en otros sistemas de calefacción como las estufas de gas butano entre otras.

El pellet es mucho menos inflamable que otro tipo de combustibles como el gas natural o el gasóleo.

Con todos los tipos de calefacción hay que tener ciertas precauciones. Estas estufas no conviene tenerlas encendidas si no hay nadie en la vivienda.  El calor que desprenden es eficaz así que no se tarda en calentar la estancia. Hay que limpiar los residuos generados cada vez que sea conveniente y hacer caso a las recomendaciones del fabricante en cuanto a su vigilancia y mantenimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *